Noticias

Publicado el 10 Junio, 2014

0

Mensaje desde el Neutrogena

Palabras enviadas por Andrés Soriano, del equipo de comunicaciones del IMOCA 60 tripulado por el chileno José Muñoz y el español Guillermo Altadill con motivo del Día Mundial del Agua.

El pintor italiano Carlotti describiendo la belleza natural, una vez dijo que: “La belleza es la suma de las partes que trabajan juntas, de tal manera que no necesita que se añada, se quite o se altere nada”.

Creo que su definición es absolutamente perfecta y también es 100% apropiada para describir la madre naturaleza y todo lo que tiene que ofrecernos. Tanto si prefieres la imagen de las cordilleras de montañas o de los ríos serpenteantes en sus valles, o de las inmensas superficies de sus océanos, la madre naturaleza es al menos impresionante.

Como navegantes, nos relacionamos de forma especial con los océanos, los mares de la Madre Tierra, e incluso con sus lagos. Masas de agua en las que todos somos afortunados de poder navegar, compartiendo con nosotros los días más impresionantes y las vibrantes noches estrelladas, así como todo tipo de fauna y flora únicas. Cada día hemos tenido la compañía de grupos de delfines curiosos. Estar aquí es un gran recordatorio de lo minúsculos que somos en este magnífico mundo en que vivimos

En general, los navegantes tenemos un gran respeto por la Madre Naturaleza. Por toda la belleza que ella comparte con nosotros, aunque también pueda ser muy cruel y no tiene miedo cuando golpea con todo su poder, sólo para recordarnos que ella merece respeto. Sin ponerme demasiado filosófico, yo creo que si se tiene cierto respeto y aprecio por todo lo que da, en última instancia te cuidará.

Si no lo hace … bueno, yo no quiero pensar en eso … no es un buen karma.

Somos muy afortunados de poder hacer lo que hacemos y dónde lo hacemos. Nuestro planeta es único y nuestros océanos cubren su mayor parte. Un día espero tener mi propia familia propia, y niños con quien compartir mis historias de alta mar. Si ellos así lo desean, me gustaría tener la oportunidad de compartir mis experiencias con ellos. Sin embargo, por encima de todo, me gustaría que tuvieran la oportunidad de conocer los océanos del mundo como yo lo he hecho. Pero me temo que llegado el momento será demasiado tarde, habrá cambiado drásticamente, haciendo que mis historias sean sólo eso, historias de cuán impresionantes fueron los océanos y lo fascinante que era su vida salvaje. Decir eso en voz alta suena como una pesadilla horrible, pero si no tenemos cuidado, podría fácilmente convertirse en realidad.

Hablando con algunas leyendas de nuestro deporte, incluyendo a los co-patrones del Neutrogena, Guillermo y José, ya podemos observar diferencias en el océano. Las temperaturas del mar son irregulares, el hielo se está desprendiendo del Ártico y desciende flotando hacia el sur, por lo que algunas rutas son muy peligrosa y a veces imposibles. Las personas con doctorados han concluido que esto se debe al calentamiento global, un impacto que nosotros, los seres humanos que habitamos la Tierra, hemos causado sobre nosotros mismos.

Incluso si no lo hemos hecho a propósito, tenemos que reconocer el impacto negativo que han tenido sobre la Madre Naturaleza. Guillermo y yo estábamos mirando el otro día una carta náutica y vimos un área descrita en letras rojas como “vertederos”. ¿Qué es exactamente lo que estamos vertiendo allí? ¿Y, por qué?

Volviendo de nuevo a Carlotti, “no necesita que se añada, se quite o se altere nada”. Al “añadir” nuestros residuos a la Madre Naturaleza, estamos “perdiendo y alterando” la belleza que ella nos ofrece. Tenemos que ser conscientes de todo lo que sumamos, porque cada pequeña cosa que hemos añadido y continuaremos añadiendo ha hecho y seguirá provocando un impacto negativo en su belleza insustituible. Tenemos que pensar en nosotros mismos como invitados en su dominio, y tratarlo con el mismo respeto que nos gustaría que nuestros huéspedes trataran nuestras propiedades o nuestras pertenencias.

Así que hoy, al celebrar el Día Mundial del Agua, os pido a todos vosotros un pequeño favor: Piensa en el futuro, y más importante aún, en las futuras generaciones, en nuestros hijos, que tienen derecho a disfrutar de la madre naturaleza y todo lo que nos ofrece.

En lugar de ser egoístas, debemos ser conscientes de todo cuanto hacemos que potencialmente podría tener un impacto negativo en el ecosistema. Antes de tirar algo al mar, dedicar un momento para pensar sobre nuestra Madre Tierra y todo lo que nos ha proporcionado, porque si lo piensas bien, ella da y da, cada día, y ella a cambio sólo pide que la respetemos. Creo que es un trato justo, ¿no? No se necesita mucho para poner tu granito de arena y transmitir el mensaje a los demás, para que nuestras futuras generaciones también puedan disfrutar de la exquisita belleza que la Madre Naturaleza en su conjunto tiene que ofrecer.

De parte de todos nosotros, desde el Neutrogena, Feliz Día Mundial del Agua.

Fuente: www.imocaoceanmasters.com

Ver más de: ,




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to Top ↑